DIRECTORIO


Este blog participa en un Directorio Internacional

ROTULO FLOTANTE

QUERIDOS SEGUIDORES, EN MI BLOG "PREMIOS DE TU CORAZÓN AL MÍO" TIENEN PREMIOS Y REGALOS PARA TODOS UDS. GRACIAS.

SEGUIDORES DE ESTE BLOG

PRESENTACIÓN DE MI BLOG

PRESENTACIÓN DEL BLOG "CON LOS OJOS DEL ALMA"

rosaazul[1]

FONDO

ROTULO FLOTANTE

Amigos: Muchas gracias por permitir a vuestros ojos, caminar por las letras de mis versos. Me honra vuestra visita.

domingo, 31 de agosto de 2008

PRÓLOGO PARA MI LIBRO DE JAVIER VILLEGAS FERNÁNDEZ


Cuando se escribe desde al alma

La poesía, no sólo es un género de la literatura, es también un estilo de vida, en la participación, el amor, el fervor, la comunión, la exaltación, el rito, la fiesta, la embriaguez, la danza, el canto, que, efectivamente transfiguran nuestra existencia, hecha de tareas prácticas, utilitarias, orientadas a la sobrevivencia; tareas que devoran nuestro modo existencial, es decir, la propensión y el derecho al goce, al disfrute de la belleza, de la cual todo ser humano debe ser partícipe. Hoy, en nuestro planeta, la inmensa mayoría de los humanos dedican su vida a sobrevivir. Por ello, no sienten la vida en toda su plenitud. De allí que Alma Mateos, nos diga con toda certeza que:
“Es el mundo, un cementerio de hombres vivos,
donde el cuerpo y el alma se calcinan,
por la urgencia de materia sin sustancia”.

Hay que tratar de vivir no sólo para sobrevivir, sino también para existir. Vivir poéticamente es vivir para vivir. La autora vive la poesía en plenitud, como poetisa y como excelente recitadora. Ella sí, vive poéticamente, vive la vida en toda su integridad.

Sabemos que la poesía, en dosis bien servidas, alimenta y nutre el espíritu, asusta una soledad, aleja una tristeza, acerca a un ser amando. Nos permite, además, reflexionar acerca de, si las piedras hablan o si la luna es medicina para curar el mal de amor. Por medio de la poesía podemos hablar, desde lo más incógnito de nosotros mismos, podemos cantar desde el alma, observándonos interiormente y contemplar la realidad en la cual nos ha tocado vivir, no para hermosearla o idealizarla, sino para hacerla trascendente; para sublimarla, porque el poeta, es el mensajero del destino; premonitoriamente en sus versos nos anuncia los días que vendrán.

“Con los ojos del alma”, título sugerente, seductor, que nos transporta a ese mundo imaginario, inconmensurable, intangible, a ese espectro desde donde podemos mirar el mundo y mirarnos a nosotros mismos; por que ser poeta, es ser el veedor de la realidad y a la vez ser un observador de sí mismo, para luego, con los sentimientos y las palabras, mostrarnos esa visión intima de lo que es familiar o imaginado, lo que le es sublime o lacerante, porque el poeta no puede resignarse al sólo hecho de contemplar la realidad, ni puede permitir que la palabra permanezca dentro de si como una esclava, tiene que liberarla, para que se convierta en su dueña.

En este caso la palabra se ha adueñado de Alma Mateos Taborda, y la induce, la obliga a comunicar sus pensamientos, a transmitirnos las verdades útiles, a revivir nuestros sentimientos, a construir un mundo distinto y a no engañarnos recíprocamente, por ello con toda justeza nos dice:

“Es necesario, llenar de contenido,
hasta el rumor que encierran las palabras,
y sacar hacia a fuera el sentimiento,
en una revolución fecunda y solidaria.

Porque la palabra poética, no debe ser fofa, alambicada, edulcorada, adornada de falacias, tiene que ser sincera, frontal, solidaria, por que este mundo está lleno de mentiras, de falsas esperanzas, de pragmatismo y cosificación humana:
“Es necesario recuperar el valor de la palabra,
desde el vientre fecundo y libertario
de las plumas literarias que se abrazan,
y desprender al amor de su calvario,
con la fuerza de un torrente que amenaza”.

Alma Mateos, canta desde el fondo de sí, desde ese manantial, desde esa fuente inagotable donde germinan sus sentimientos, porque las palabras tienen un genio recóndito, un pasado mágico que solo el poeta sabe descubrir. Alma ha sabido descubrir lo que tenía dentro de sí y revela sus sentimientos sin tapujos, sin esconder absolutamente nada, por ello en su poema “Suéñame”, hay una invocación, para que el ser amado, la sueñe, la espere, la desee, para que su amado lo sea todo, con entera libertad, al amparo del amor, ese sentimiento sublime, que todo lo hace posible, porque ella se propone proclamarlo, el único habitante de su alma:

“He de llenarte el corazón, al proclamarte,
el único habitante de mi alma…”

Luego dice de una manera profunda, con inmensa sensibilidad:

“¡Suéñame!...
para que el amor nos deje decir:
¡Te quiero!... en libertad suprema.
¡Suéñame!...aprisionando primaveras.
¡Suéñame!... como quieras...
ejercita tu osadía.
¡Suéñame!...
buscando el sol en tus arterias
y latiendo juntos, en clara sintonía”.

Así, con el mismo temple, la misma calidad literaria, con el mismo sentimiento del poema “Suéñame”, están escritos: “Te he extrañado”, “Mi diagnóstico”, “Amor de otoño”, “Llegaré”, “Luces y sombras”, y todos los poemas que componen el libro de Alma Mateos. Hay grandilocuencia, hay sinceridad, hay sentimiento, hay humanidad. Es una poesía fresca, sonora, inmensamente humana, por lo que le auguro el mejor sitial en el amplísimo panorama de la poesía latinoamericana, a partir de la publicación de su primer libro “Con los ojos del alma”, ya que ella misma se convenció que:

“Es necesario, desde hoy en adelante,
regar de versos los caminos de la tierra,
y dejar que mientras abra cauces,
sólo el amor bendiga esta experiencia”.

Alma: Tus versos abrirán surcos, sublimes caminos de amor, cauces de esperanzas; para entonces, ese sentimiento, habrá cobrado fuerzas. Desde Lambayeque - Perú-, te deseo el éxito merecido en este abrazo literario.


Javier Villegas Fernández.
Maestro y poeta

Lambayeque - Perú, 04 de junio del 2008


Alma Mateos Taborda (princesa_azul)

21[1]