DIRECTORIO


Este blog participa en un Directorio Internacional

ROTULO FLOTANTE

QUERIDOS SEGUIDORES, EN MI BLOG "PREMIOS DE TU CORAZÓN AL MÍO" TIENEN PREMIOS Y REGALOS PARA TODOS UDS. GRACIAS.

SEGUIDORES DE ESTE BLOG

PRESENTACIÓN DE MI BLOG

PRESENTACIÓN DEL BLOG "CON LOS OJOS DEL ALMA"

rosaazul[1]

FONDO

ROTULO FLOTANTE

Amigos: Muchas gracias por permitir a vuestros ojos, caminar por las letras de mis versos. Me honra vuestra visita.

martes, 21 de julio de 2009

NO TARDES - RECIDATO POR: ALMA MATEOS TABORDA (princesa_azul)


Diseño y elaboración del video: Luna En La Cima

No tardes, porque la noche se queja,
y gasta sus sombras mezquinamente,
prolongando los silencios y la espera
y esta gris ansiedad de no tenerte.

El cielo comienza a llorar con desconsuelo,
y perfuma la arena y los sembrados,
mientras tanto… te pienso… y además te espero,
con un manantial de besos apretados.

La estrellas ya no están sobre la plaza,
y la luna se marchó para otra parte,
y yo siento llover sobre mi espalda
y sobre el río agitado de mi sangre.

Por eso, quiero que llegues a mi puerto,
para sumergirme en tus causes libertarios,
para quitarle las mordazas a los sueños,
y mojar como la lluvia, nuestro espacio.

Y serán como el mar tus bellos ojos,
que golpeen la escollera de mi alma,
y promuevan un oleaje desbordante,
sobre la tórrida arena de mis playas.

No tardes, que hace mucho que te espero
y la noche amontona sus sombras, en la casa,
mientras tanto, pensativa, me sumerjo
en el blanco expectante, de las sábanas.

© 2008 Alma Mateos Taborda (princesa_azul)

sábado, 4 de julio de 2009

LA NIÑA QUE ENCONTRÓ EN AMOR - RECITADO POR: RICARDO ALEJANDRO RODAS (recitadorrr)

video


Diseño y elaboración del video: Ilargi Jaureguizuría (lunaenlacima)

LA NIÑA QUE ENCONTRO EL AMOR

Ella tenía el sol engarzado en las pupilas,
la luna reflejándose en su cara,
el rubí de los cerezos en los labios,
luces de nieve en su sonrisa pálida,
Y un profundo azabache en su peinado.

Eran sus brazos, dos lirios florecidos,
con un vago perfume de mañanas,
el corazón como ceibos encendidos
y un suspiro asomado a las ventanas,
en un canto de duendes y de grillos…

Pero sus sueños, ilusiones y esperanzas,
se quedaban dormidos de pereza,
y sólo salían a rodar por este mundo,
con la textura fantasmal de sus silencios,
y su elemental y gris silla de ruedas.

Con sus ojos prendidos en el cielo,
suspiraba soñando desplegarse
con sus alas de joven, que se quiebran,
cada vez que intenta desandarse
con los sueños soñándose en el viento.

El corazón acelera sus latidos,
cuando anhela la llegada de un amor,
que se ofrezca como fruta apetecida,
para curar las arterias que el dolor,
abrió en los rudos caminos de su vida.

-No alcanzaré el amor… (Pensaba ella…)
¿Quién podría quererme en esta silla?
y era la sombra de una mueca seria,
amordazando sus lágrimas de niña,
que ruedan en su gris silla de ruedas.

Sus lágrimas anónimas, silentes,
son un derrumbe de sales en su cara,
y convertida en insomne penitente,
fractura su ilusión en las nostalgias,
y en la sinopsis ideal de una plegaria.

-¡Si el amor llegara alguna tarde,
por la ruta de todos los encuentros...!
Repetía con su voz dulce y amable,
con su voz apretada de suspensos,
y sus ojos perdidos y distantes.

Pero en un día de sol, se hizo el milagro,
en la espina dorsal del universo:
Llegó el amor que tanto había esperado,
por los rudos caminos de su vida,
por la ruta de todos los encuentros.

Y aquella niña de sueños apretados,
la del sol engarzado en sus pupilas,
la del rubí de los cerezos en su boca,
y la blancura de la nieve en su sonrisa,
sintió el amor más bello de la tierra,
que borró la impotencia de su silla.

Sus brazos como lirios florecidos
con un vago perfume de mañanas,
enrojecieron los ceibos encendidos
del corazón, cantando en las ventanas,
y poblando de alegrías y de trinos
sus sueños, ilusiones y esperanzas.

© 2008 Alma Mateos Taborda (princesa_azul)